Hay muchas razones para asistir a una sesión de wine tasting empresarial en Barcelona

razones para ir a un wine tasting en barcelona

Aprender sobre el vino es una experiencia fascinante, debido a la extensa gama de sabores, nuevos lugares y nuevos amigos, pero el wine tasting de empresas es una de las mejores formas de experimentar esta degustación.

Una sesión de wine tasting en Barcelona para todos los gustos

Las degustaciones de vinos son acontecimientos diseñados para dar a los catadores la ocasión de saborear una gran variedad de vinos.

Estos eventos empresariales pueden ser semejantes a una clase (sentados, seminario), o también con los catadores alrededor informalmente. Los participantes en una cata de vino son más propensos a tener varios niveles de conocimientos y estas degustaciones son populares, muy distinto a cuando se degusta un vino en solitario, ya que esto representa ciertas limitaciones, por ejemplo, la cantidad de vinos que se pueden probar sin que te importe desechar algo de cada botella.

Los wine tasting en Barcelona son muy interesantes porque se puede aprender de los compañeros degustadores, además de hacer nuevos amigos que comparten el mismo interés por el vino y por otra parte estarás en la compañía de personas que tienen mucha más experiencia y conocimiento que tú, esto es de gran ayuda en la formación de tu paladar.

Para asistir a una sesión de wine tasting, es necesario ponerse en contacto con un comerciante de vinos e incluso es probable que tu tienda local pueda patrocinar estos eventos de degustación de vino a nivel empresarial (además de realizar, de vez en cuándo muestreos en su propia tienda, de manera informal) y también puedes tomar en cuenta las escuelas de cata de vino y otras organizaciones que realizan eventos de cata de vino en su sector.

Es importante familiarizarse con el protocolo

En una cata de vinos no hay que olvidar que se aplica un protocolo o etiqueta y familiarizarse con este protocolo te hará sentir más cómodo porque de otra manera te sentirás desconcertado por lo que ves y oyes.

Los degustadores de vino profesional han descubierto que si tragan todos los vinos que prueban, cuando llegan al vino nueve o diez, se convierten en probadores deficientes, por esa razón se tomó como costumbre escupir.

En bodegas, los catadores profesionales escupen directamente en el suelo de grava o en los desagües y en sitios más elegantes, escupen en recipientes o escupideras.

Claro, se puede beber todo el vino que se quiera, pero no es recomendable por varias razones: si consumes los primeros, va a ser muy difícil evaluar los siguientes vinos, ya que el alcohol consumido no te dejara catar con claridad.

Para degustar un vino no es necesario tragarlo completamente, con sólo dejar el vino en el paladar durante 8 a 10 segundos, es suficiente para probarlo a fondo, sin tener la preocupación de los efectos del alcohol. Además, si se consume el alcohol en lugar de escupirlo es mismo puede representar riesgos contra tu vida.

Por eso, la conclusión más sensata para los nuevos catadores de vino es escupir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *