¿Cómo garantizar la calidad de un servicio contratado?

atención al cliente

Una de las ventajas competitivas que más pueden aprovechar las empresas, es la calidad del servicio al cliente. Mantener diversos estándares en el servicio es un desafío que genera excelentes resultados, a la hora de crecer y destacar en el mercado.

Hay varias soluciones que se pueden utilizar para garantizar la máxima calidad en un servicio al cliente, para que las empresas puedan aprovechar los beneficios de atender muy bien a estos.

Un factor diferencial

Uno de los principales factores que mejora la calidad en la prestación de los servicios, es la centralización de la información. Mediante la implementación de un sistema de gestión de servicios contratados, se controlan todos los procesos, y se mejoran los aspectos más débiles.

Con el uso de un sistema automatizado e integrado, es posible contar con varias funcionalidades esenciales para la prestación del servicio al cliente por parte de las empresas, entre las cuales se encuentran las siguientes.

Gestión de contratos

Para incentivar una mayor calidad del servicio, es necesaria una buena gestión de contratos, ya sea autorizando a nuevos aditivos, haciendo reajustes o revisiones.

De igual manera, ofrece una vista gerencial e informativa sobre la cantidad de empleados que hay, los puestos de trabajo que ocupan, y otros detalles que influyen en la prestación de los servicios.

Control de operaciones

Mediante el sistema de gestión de servicios, se controlan operaciones esenciales, ofreciendo una perspectiva gerencial y de los asistentes en una misma plataforma. Con esto, las empresas pueden administrar y solucionar los problemas habituales sin la necesidad de cambiar el entorno virtual.

La rapidez de la solución de estos problemas se logra gracias a los datos esenciales de los clientes, el trabajo realizado por los asistentes, y la asignación de recursos.

Reportes y análisis

Estos sistemas son capaces de generar reportes y grabaciones, que ayudan a los gerentes a comprender las mejoras que necesita la atención al cliente.

Los reportes cubren el desempeño de los asistentes a través de las interacciones con los clientes. También ofrecen herramientas esenciales para el análisis de los procesos del servicio de atención, para tener una imagen más completa y útil sobre la prestación del servicio.

Buenas prácticas para mejorar el servicio de atención

primer plano pintando

Hay varias prácticas que los empleados pueden seguir a la hora de mejorar el servicio de atención al cliente, generando mejores resultados que se suman a los obtenidos por la implementación del sistema de gestión de prestación de servicios de atención.

Lo primero es atender con empatía, los empleados deben identificarse con el público objetivo al que se dirigen, para obtener una mejor respuesta de su parte.

La empatía es una habilidad social que genera una sensación de mayor confianza en los clientes, provocando que la interacción sea más positiva y efectiva. Comprendiendo las dudas, inquietudes y preocupaciones de los clientes, se encuentran mejores formas de solucionarlas.

Además, es importante reducir el tiempo de la resolución de los problemas, esto tiene un fuerte impacto en la calidad del servicio de atención al cliente. Un tiempo corto, pero con una solución útil y eficiente, es necesario para que el servicio de atención al cliente sea considerado de calidad.

Otra buena práctica es enfocarse en los clientes, su satisfacción es lo primordial a la hora de prestar un servicio de atención. Hay que seguir procedimientos que proyecten una imagen de profesionalidad y de compromiso en la solución de sus problemas, para que se sientan más satisfechos.

Las empresas deben invertir en el desarrollo de la cultura organizacional, formando a los trabajadores para que sean efectivos en la atención al cliente.

De igual manera, se debe seguir una estrategia eficaz que garantice la mayor calidad en el servicio.

Los gestores deben enfocarse en el feedback para mejorar el desempeño de los trabajadores, y mantener un buen ambiente laboral que contribuya a una atención más agradable y profesional.

¿Cuáles son sus beneficios?

Mejorando el servicio de atención al cliente, las empresas cuentan con varios beneficios significativos que la ayudan a destacar dentro de su sector.

El principal beneficio es el aumento de ventas, con un mejor servicio de atención, es más fácil ganarse la confianza de los consumidores, provocando más compra de productos o más solicitudes de servicios.

Gracias a esto, los rendimientos financieros de las empresas aumentan. La rentabilidad del negocio mejora gracias al crecimiento del ticket promedio, es decir, en lugar de comprar un solo producto, los consumidores compran dos o tres, por ejemplo.

Ante la competencia existe una mayor ventaja competitiva, permitiendo a las empresas diferenciarse al prestar un servicio de atención capaz de escuchar a los consumidores, y ofrecer soluciones rápidas y efectivas.

Con esto las empresas son capaces de mejorar la imagen de su marca, proyectando una mayor profesional, seguridad, y confianza.

Esto es algo que los consumidores valoran positivamente a la hora de adquirir productos, o solicitar servicios. La lealtad aumenta con la satisfacción de los clientes.

Una comunidad de clientes satisfechos garantiza que elijan siempre a las empresas por sobre otras, generando ingresos regularmente que mejoran la rentabilidad, y crecimiento en el mercado.

Por medio de buenas prácticas de atención y un sistema de gestión de prestación de servicios al cliente, se cuenta con las mejores soluciones para mejorar la manera de interactuar con los consumidores.

De esta forma aumenta su nivel de satisfacción, aumentando además las ventas, y generando una imagen más profesional en el mercado.