Los fetiches sexuales más extraños

Los fetiches sexuales más extraños

Lo primero que se nos viene a la mente cuando pensamos en fetiches sexuales, son aquellos más comunes, como pueden ser la utilización de disfraces, el uso de piercings y otros que forman parte del imaginario colectivo de los seres humanos.

Pero también existen otros tipos de fetiches un tanto más oscuros y los cuales pueden ser un poco más difíciles de cumplir, sobre todo si tu pareja o la persona con la que estás teniendo sexo no concuerda con ellos, por eso, como consejo, podéis concretar servicios con escorts en Madrid o en la ubicación que se necesite.

En este artículo te mostraremos los fetiches sexuales más raros que se te pueden imaginar, o algún día te pueden llegar a plantear para cumplirlos.

Somnofilia

  • Se nos han ocurrido todo tipo de formas para tener sexo y entre los fetiches que encontramos como de los más extraños es la somnofilia.
  • Se trata de la excitación y el aumento de placer que le suele dar a determinadas personas el hecho de mantener relaciones sexuales con personas desconocidas, mientras se encuentran durmiendo.
  • Esto suele despertar cierta polémica, ya que no se trataría necesariamente de una situación consensuada, sino más bien del aprovechamiento de una persona de que la otra está dormida, para despertar su excitación y dar rienda suelta a cualquier tipo de práctica sexual.
  • Existen diferentes tipos de intensidad de la somnofilia en las personas que disfrutan de estos fetiches sexuales.
  • En algunos casos, el hecho de que la otra persona esté dormida excita a la otra para masturbarse mientras esta se encuentra en ese estado, sin ningún tipo de contacto con esta otra.

  • Pero hay casos un poco más oscuros y complicados de entender, en los que las personas acceden al contacto y a la relación sexual mientras la persona se encuentra durmiendo.
  • En este caso, el miedo a que esta persona se despierte y descubrirla manteniendo sexo, aumenta el deseo y la excitación de quien lo lleva a cabo. Sin duda, uno de los fetiches sexuales más extraños que visitaremos.

Acrotomfilia

  • El deseo sexual se puede despertar de muchas maneras, incluso de las más extrañas.
  • Todos podemos ser atractivos para otra persona y por eso lograr la excitación con personas que hayan sufrido diferentes tipos de accidentes y hayan tenido consecuencias al respecto.
  • Pero aquellas personas a las que les excita específicamente aquellos que tienen algún miembro amputado, se los conoce como acrotomfílicos.
  • En este caso serían los muñones de las personas amputadas y el contacto que este tenga con su cuerpo lo que excita a este tipo de personas, que suelen preferir a aquellas personas que tienen amputados los brazos y las piernas.
  • En el peor de los casos, que ya necesitaría una asistencia psiquiátrica diferencial, las personas que suelen tener este tipo de extraño fetiche sexual pueden jugar hasta terminar amputándose algún miembro propio, algo que lo hace todo aún más extraño y particular y lo convierte en un fetiche oscuro y al mismo tiempo muy raro.

Coprofilia y urolofilia

  • Este fetichismo, si bien es tan extraño como los anteriores, posiblemente sea de los que más información se tiene e incluso existen algunos tipos de pornografía donde se puede ver, para la excitación de este tipo de personas.
  • La coprofilia el erotismo que le puede generar a cierto perfil de personas las heces. El placer en este caso proviene de todo lo que te puedas imaginar que se puede hacer con este residuo corporal de los seres humanos.
  • Desde oler y tocar las heces, hasta incluso saborearlas, les da a las personas que tienen este fetiche algún tipo de excitación especial para cumplimentar un acto sexual.
  • Esto se hace aún más agudo y extraño en la coprofagia, que se remite a la ingesta de heces. Aunque no lo creamos, este tipo de prácticas son mucho más comunes de lo que nos imaginamos y suelen ser actos sexuales que se realizan no solamente individualmente y de a dos, sino también en grupos.
  • En el caso de la urolofilia, estamos hablando de la misma situación, pero en vez de con heces, con orina.
  • Seguramente hayas oído hablar en algún momento de la “lluvia dorada” y esto es específicamente una práctica que realizan estas personas, a las que les gusta que las orinen desde arriba, a modo de lluvia, por todo el cuerpo, generándoles esto un mayor nivel de excitación y placer.
  • Orinar a otros y ser orinados son las prácticas más comunes de las personas que practican la urolofilia, pero también pueden llegar a estimularse orinándose encima u observar a otra persona orinando también les puede despertar apetito sexual.

Parcialismo

  • A todos nos puede gustar alguna zona de las otras personas. Pero si una parte en particular del cuerpo de la otra persona, que no tiene que ver con la genitalidad, se transforma en tu fetiche, entonces estamos frente a un caso de parcialismo.
  • Estas personas tienen un interés sexual particular por determinada parte del cuerpo, y está relacionado esto en su mayoría con zonas como las manos, las axilas y los pies, entre algunas otras.

Este tipo de extraño fetiche tiene que ver más con el mundo masculino que con el femenino y en el acto sexual se traducirá en besar, chupar, acariciar, oler o lamer esta parte en particular del cuerpo por la cual se presenta esta particular obsesión.

Aunque no lo creas, la estructura emocional de los seres humanos es muy compleja y algunos de ellos pueden llegar a estos extraños fetiches.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *