Cómo cuidar bien nuestro rostro

rostro

Una de las mayores preocupaciones de la mujer es su cara. El rostro indica el estado de ánimo, delata si le falta luminosidad, es fuente de arrugas, líneas de expresión y deshidratación, entre muchos factores.

En efecto, la mujer siempre busca tener una bonita piel en el rostro ya que eso muestra si está sana y tiene buenos hábitos.

Lamentablemente, estos problemas se agravan conforme se pasa a épocas de frío, si vives bajo estrés o hasta por ciertos medicamentos. De ser así, necesitas un tratamiento que te ayude a reparar el daño sufrido en tu piel y volver a verla saludable de nuevo.

Uno de estos tratamientos efectivos son los proteoglicanos de Martiderm

El nombre suena extraño porque no lo utilizamos todos los días pero para ser sencillos en la explicación, se trata de macromoléculas naturales que restauran las células de la epidermis. El metabolismo se incrementará y hará que tu piel recupere su apariencia.

Hay otros efectos beneficiosos de los proteoglicanos como ayudarte al proceso de cicatrización, a ejercer la función antiinflamatoria de una mejor manera y restaurar los niveles de humedad de la piel.

La fórmula de estas ampollas es lo que te permite los excelentes resultados, como la vitamina C en forma de ácido ascórbico. También contiene vitamina F que te permite una hidratación adecuada gracias a sus ácidos grasos.

Modo de empleo:

Son tres los tipos de ampollas, para pieles secas, mixtas y las anti-edad, cada una con distintas características para que tu piel tenga el mejor de los beneficios de acuerdo a tus circunstancias y condiciones.

Su forma de uso es sencilla, una vez has limpiado la piel rompe el cuello de la ampolla con los dedos. No tienes que usar mucha fuerza ya que es fácil de romper.

Una vez rota lo encajas al plástico que incluye y el producto pasa a través de dicho aplicador.

El producto lo aplicas con los dedos en tu rostro con masajes circulares, incluyendo el cuello y el pecho. El producto viene con unos pequeños tapones para que puedas almacenar el producto y así el contenido no se oxide antes de tiempo. Lo puedes usar al día siguiente, pero después de 24 horas se oxida.

Una vez en el rostro, retira el exceso con un pañuelo suave y deja que la piel pueda absorber el producto. Quita de las manos el exceso de vitamina C ya que te puede teñir ligeramente los dedos.

Los efectos son inmediatos: tu piel se verá más luminosa, la sentirás más suave. A largo plazo vas a ver una disminución de las líneas de expresión y las arrugas, en síntesis, te verás más joven.

En algunos casos puede producir ciertas reacciones cutáneas, por eso es bueno probarlo en una zona no visible antes de su uso continuado, como en todos los productos cosméticos.

Por lo demás, el producto te ofrece magníficos resultados desde la primera aplicación. La piel no te quedará grasienta y la hidratación será la óptima.

Este producto será un aliado cada vez que haya cambios estacionales. Las puedes adquirir en tu farmacia y online. La caja viene con 30 ampollas. Los proteoglicanos de MartiDerm realmente funcionan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *